domingo, 27 de noviembre de 2016

OTOÑO EN SIERRA DE MARIOLA (BTT)

Las bicicletas, además de para el verano, también son para el otoño, máxime cuando se pueden disfrutar en un día nublado y gris y en un entorno tan espectacular como es la Sierra de Mariola.

Tras ciertas dudas e indecisiones previas y después de mucho tiempo (sin duda demasiado), nueve liebres retomamos las salidas de turismo BTT y nos desplazamos a las cercanías de Bocairent para hacer una ruta de 60 km, de dificultad media, ya testada en anteriores ocasiones, aunque con unas ligeras variantes que han mejorado si cabe el recorrido.

Las partes altas de la sierra, en los alrededores de la Cava Arqueada y el refugio, nos recibían, después de haber ya calentado piernas y cuerpos con las cuestas y repechos que las preceden, con una densa niebla que, pese a no dejarnos ver el Montcabrer y sus vistas, nos han envuelto con la magia de este singular e histórico lugar.
Comenzamos a descender, con precaución, por carriles y senderos rocosos y pedregosos, hasta las inmediaciones del Mas Foia Amplia convertido, en estas fechas, en un verdadero oasis multicolor que destaca en medio del verdor circundante (estas liebres van tan rápido que no he podido ni tan siquiera tomar algunas fotos).
Bosques de pinos y encinas acompañan nuestro pedaleo hasta que decidimos parar a tomar un bocado en Mas dels Capellans.
 Unos kilómetros más adelante nos metemos en el sendero que discurre por el Barranc del Cinc.
El barranco, con su vegetación de ribera y su colorido otoñal, luce realmente espectacular en estas fechas. 
Una maravilla pedalear por entre estos roquedos y farallones rocosos.
Salimos a una carretera y después de unos kilómetros de subida y de pasar junto al Preventori, nos desviamos por un exigente sendero, en ascenso, hasta alcanzar el Alt del Castellar, para posteriormente disfrutar de una técnica bajada por características losas rocosas. 
Volvemos a la carretera, tomamos un sendero paralelo a la misma y poco después nos desviamos por un camino para pasar junto al Mas de Barxell y el castillo, del mismo nombre, ubicado en un promontorio cercano. En los próximos kilómetros disfrutamos de una entretenida combinación de carriles y senderos, agradables y de moderada dificultad.
Unos kilómetros más de carretera y nos incorporamos a un delicioso sendero, entre encinas y bosque de ribera, junto al Barranc del Troncal.
Salimos de nuevo a la carretera, continuamos por unos caminos y algún corto tramo de sendero para después acercarnos hasta el curso del río Vinalopó vestido, en estas fechas y para la ocasión, con sus mejores y multicolores galas.
Continuamos por un camino y posteriormente nos desviamos a la altura de la Fábrica de Blanes, para comenzar a ascender por un sendero, sorteando bancales y terrazas, junto a la Masia de Galvis.
Un posterior sendero nos conduce de nuevo al curso del río Vinalopó, el cual continuamos durante algunos kilómetros, hasta salir a un pista, ya próxima al lugar donde habíamos dejado los vehículos. En total, han sido unos 60 km de recorrido, y 1.400 m de desnivel acumulado, repartidos en 4:30 h de pedaleo efectivo.

El resultado ha sido una preciosa ruta otoñal, en una mañana de niebla, nubes y tímidos rayos de sol, siempre acompañados del olor a tierra mojada, pedaleando junto a riberas de ríos y entre bosques de pinos y encinas salpicados por pinceladas multicolores. Un placer haber podido pedalear, junto a este pelotón de liebres, en un día húmedo, y después de este seco y cálido otoño, por los rincones de la Sierra de Mariola, disfrutando y saboreando los últimos coletazos de esta estación en un entorno realmente espectacular.

Una ruta especial, de esas que crean afición y de las que te contagian de toda la esencia, sensaciones e intensidad que proporciona la práctica de la bicicleta de montaña. Una gran mañana de BTT que habrá que repetir, pronto, en otros lugares y en otras montañas.

Track: Aquí.

OTOÑO EN SIERRA DE MARIOLA (BTT)

Las bicicletas, además de para el verano, también son para el otoño, máxime cuando se pueden disfrutar en un día nublado y gris y en un entorno tan espectacular como es la Sierra de Mariola.

Tras ciertas dudas e indecisiones previas y después de mucho tiempo (sin duda demasiado), nueve liebres retomamos las salidas de turismo BTT y nos desplazamos a las cercanías de Bocairent para hacer una ruta de 60 km, de dificultad media, ya testada en anteriores ocasiones, aunque con unas ligeras variantes que han mejorado si cabe el recorrido.

Las partes altas de la sierra, en los alrededores de la Cava Arqueada y el refugio, nos recibían, después de haber ya calentado piernas y cuerpos con las cuestas y repechos que las preceden, con una densa niebla que, pese a no dejarnos ver el Montcabrer y sus vistas, nos han envuelto con la magia de este singular e histórico lugar.
Comenzamos a descender, con precaución, por carriles y senderos rocosos y pedregosos, hasta las inmediaciones del Mas Foia Amplia convertido, en estas fechas, en un verdadero oasis multicolor que destaca en medio del verdor circundante (estas liebres van tan rápido que no he podido ni tan siquiera tomar algunas fotos).
Bosques de pinos y encinas acompañan nuestro pedaleo hasta que decidimos parar a tomar un bocado en Mas dels Capellans.
 Unos kilómetros más adelante nos metemos en el sendero que discurre por el Barranc del Cinc.
El barranco, con su vegetación de ribera y su colorido otoñal, luce realmente espectacular en estas fechas. 
Una maravilla pedalear por entre estos roquedos y farallones rocosos.
Salimos a una carretera y después de unos kilómetros de subida y de pasar junto al Preventori, nos desviamos por un exigente sendero, en ascenso, hasta alcanzar el Alt del Castellar, para posteriormente disfrutar de una técnica bajada por características losas rocosas. 
Volvemos a la carretera, tomamos un sendero paralelo a la misma y poco después nos desviamos por un camino para pasar junto al Mas de Barxell y el castillo, del mismo nombre, ubicado en un promontorio cercano. En los próximos kilómetros disfrutamos de una entretenida combinación de carriles y senderos, agradables y de moderada dificultad.
Unos kilómetros más de carretera y nos incorporamos a un delicioso sendero, entre encinas y bosque de ribera, junto al Barranc del Troncal.
Salimos de nuevo a la carretera, continuamos por unos caminos y algún corto tramo de sendero para después acercarnos hasta el curso del río Vinalopó vestido, en estas fechas y para la ocasión, con sus mejores y multicolores galas.
Continuamos por un camino y posteriormente nos desviamos a la altura de la Fábrica de Blanes, para comenzar a ascender por un sendero, sorteando bancales y terrazas, junto a la Masia de Galvis.
Un posterior sendero nos conduce de nuevo al curso del río Vinalopó, el cual continuamos durante algunos kilómetros, hasta salir a un pista, ya próxima al lugar donde habíamos dejado los vehículos. En total, han sido unos 60 km de recorrido, y 1.400 m de desnivel acumulado, repartidos en 4:30 h de pedaleo efectivo.

El resultado ha sido una preciosa ruta otoñal, en una mañana de niebla, nubes y tímidos rayos de sol, siempre acompañados del olor a tierra mojada, pedaleando junto a riberas de ríos y entre bosques de pinos y encinas salpicados por pinceladas multicolores. Un placer haber podido pedalear, junto a este pelotón de liebres, en un día húmedo, y después de este seco y cálido otoño, por los rincones de la Sierra de Mariola, disfrutando y saboreando los últimos coletazos de esta estación en un entorno realmente espectacular.

Una ruta especial, de esas que crean afición y de las que te contagian de toda la esencia, sensaciones e intensidad que proporciona la práctica de la bicicleta de montaña. Una gran mañana de BTT que habrá que repetir, pronto, en otros lugares y en otras montañas.

Track: Aquí.

jueves, 29 de septiembre de 2016

ALTA TRANSNEVADA EN BTT

La Transnevada en un ruta para bicicleta de montaña, promovida por la Junta de Andalucía, que rodea toda Sierra Nevada, dividida en ocho etapas y con una longitud total de 450 km. En nuestro caso, y debido a la limitación de días disponibles, optamos por realizar un recorrido más corto, al que le sumamos el atractivo de atravesar el corazón del Parque Nacional, junto a las montañas más altas de la península, aprovechando igualmente la ocasión para ascender al Pico Veleta (3.394 m). 
El recorrido realizado (Alta Transnevada), con una longitud total de 237 km y un desnivel acumulado cercano a 6.300 m, lo hemos dividido en cuatro etapas, cuya distribución ha estado condicionada por la disponibilidad de alojamientos en las poblaciones cercanas o en los refugios de montaña existentes en el Parque Nacional, y cuyo inicio/fin de ruta ha sido la población de Güejar Sierra, en la vertiente septentrional del Parque, uno de los puntos de menor cota de todo el recorrido.
El resultado, una ruta-combinación de bicicleta y alta montaña, a la que le teníamos muchas ganas desde hace unos cuantos años y que por fin se ha hecho realidad. 
En nuestro caso, la ruta la hemos realizado entre los días 16 a 19 de septiembre, ya que el tránsito por el camino que atraviesa el Parque Nacional, a unas cotas por encima de los 3.000 m, viene condicionado por la presencia de nieve en invierno y primavera. Por ello, las posibles fechas de realización de este recorrido se limitan a los meses comprendidos entre junio a octubre, siendo las óptimas, al objeto de evitar la posible presencia de nieve en junio y los meses más calurosos del verano en la vertiente de la Alpujarra, el mes de septiembre y la primera quincena de octubre.

Etapa 1.-Güejar Sierra-Refugio Postero Alto (30 km. 1.450 m D+)

A las 10 de la mañana salimos de Güejar Sierra, sin prisas y ajenos a lo que nos esperaba. Un primer tramo de 9 kilómetros de fuerte y dura subida, por asfalto, en los que superamos 900 m de desnivel hasta alcanzar el Collado del Alguacil, a 1.900 m de altitud, y en donde nos aguardan excepcionales vistas de las agrestes caras norte del Mulhacén y La Alcazaba.
Nos incorporamos a una pista de tierra y posteriormente a un sendero, ciclable, que discurre por la Cuerda del Alguacil y va ganando altura progresivamente, con algún corto tramo de sube/baja intercalado, hasta alcanzar las máximas cotas de la jornada (2.268 m). 
Inevitable pensar, mientras pedaleas, en las preciosas vistas que debe tener este sendero, en fechas invernales en las que habrá que volver, cuando las cumbres próximas estén cubiertas por un blanco manto de nieve.
Comenzamos a descender por senderos, alternando tramos fáciles con otros más técnicos, en su práctica totalidad ciclables, salvo pasos o cortos tramos aislados.
Llegamos a un camino, junto al Cerro de los Bolos (Km 24), y decidimos abandonar el track y continuar por el sendero Sulayr hasta el refugio Postero Alto. 
Todo un acierto, ya que vamos a disfrutar de un festín de variados senderos, entre prados y bosques, hasta que cruzamos el puente sobre el río Alhorí.
Desde aquí, tomamos un camino inicialmente llano, para finalmente acometer el último repecho de subida y llegar al refugio Postero Alto, a las 14:55 h, todavía a tiempo de poder acompañar nuestro bocadillo del mediodía con dos refrescantes cervezas.
En total ha sido una dura jornada, con unos 10 km iniciales de infierno, al que le han seguido 20 km de entretenidos y divertidos senderos con magníficas vistas de las "Nortes" de Sierra Nevada.

-Datos prácticos (1ª Etapa):
-Distancia: 30 km.
-Desnivel positivo acumulado: 1.450 m                Cota máxima: 2.268 m.
-Tiempo en movimiento: 3:55 h.
-Ciclabilidad: 98-99 %. Tramos puntuales no ciclables posteriores a la Cuerda del Alguacil.
-Refugio Postero Alto: Web de información y reservas. Teléfono: 616 50 60 83. Comida y desayuno discreto. Venta de sábanas de un solo uso (que emplearíamos también en el refugio Poqueira).


Etapa 2.-Refugio Postero Alto-Juviles (105 km. 1.850 m D+)

Comenzamos a pedalear temprano (8:10 h), descendemos unos 350 m de desnivel por un camino que discurre por un cortafuegos y alcanzamos la pista principal.
Continuamos por cómodas y amenas pistas forestales, entre bosques de pinos, pasando junto a alguna fuente de agua y área recreativa. A los 31 km y unas dos horas de pedaleo, cruzamos la carretera de la Ragua y seguimos por una pista asfaltada secundaria para, tres kilómetros más adelante, volver a salir de nuevo a la carretera. Poco después coronamos el Puerto de La Ragua, en donde aprovechamos para reponer fuerzas.
Seguimos ganando altura unos cuantos kilómetros más, hasta alcanzar la máxima cota de la jornada (2.134 m). Dejamos atrás el Marquesado y pasamos definitivamente a La Alpujarra, la vertiente sur de Sierra Nevada.
Nos espera un largo tramo de pistas, atravesando lomas, barrancos y vaguadas, entre cotas comprendidas entre 1.700 y 2.000 m de altitud, por un paisaje singular, aunque más seco y desprovisto de vegetación que la vertiente norte de la sierra.
Paramos a reponer fuerzas y líquidos en la fuente y área recreativa de las Chorreras (Km 74).
Pedaleamos unos cuantos kilómetros más, para posteriormente acometer un rápido y largo descenso que nos conduce a la carretera Bérchules-Juviles. Por cuestiones logísticas nos hemos visto obligados a bajar a Juviles y abandonar la combinación de pistas, cañadas reales y senderos que nos hubiesen conducido, sin perder cota y por un recorrido más atractivo, hasta Trevélez.
Solo nos restan unos kilómetros de carretera para llegar a Juviles (a las 16:00 h) en pleno corazón de la Alpujarra. Una tierra de pueblos blancos, afables gentes y ancestrales costumbres, con un pasado salpicado de violentos acontecimientos históricos.
En resumen, una jornada larga pero llevadera, en su totalidad por pistas forestales y algunos tramos de asfalto, que atraviesa de la vertiente norte (Marquesado) a la sur (Alpujarra) de Sierra Nevada por el Puerto de La Ragua y que resulta, pese a la kilometrada de tres dígitos, menos dura que la primera y tercera jornada.

-Datos prácticos (2ª Etapa):
-Distancia: 105 km.
-Desnivel positivo acumulado: 1.850 m                Cota máxima: 2.134 m.
-Tiempo en movimiento: 6:35 h.
-Ciclabilidad: 100 %. Pistas forestales y carretera.
-Alojamiento Juviles: Bar-Pensión Tino. Teléfono: 958 769 174. Excelente trato y buena comida.


Etapa 3.- Juviles-Refugio Poqueira (48,5 km. 1.850 m D+)

Comenzamos a pedalear a las 8:10 h por la carretera de Juviles a Trevélez. Después de doce kilómetros de asfalto llegamos a Trevélez. Es tiempo de reponer agua y ... dinero en las carteras.
Abandonamos la carretera y tomamos una pista en sentido ascendente. Algún kilómetro más tarde estamos rodando sobre los pueblos blancos de la Alpujarra.
Continuamos por pistas forestales, interrumpidas puntualmente por la erosión en el barranco de la Bina.
Seguimos por estas pistas, entre suaves e intermitentes sube/baja, hasta que llegamos a la altura de Capileira.
Pasado el barranco del Cerezo (Km 29,8), nos desviamos a la derecha y acometemos una dura y prolongada subida, de esas que dejan huella en las piernas y ... en la memoria. 
15 km más tarde y 950 m de desnivel después, nos desviamos unas decenas de metros de la pista y nos asomamos al conocido como Balcón de Trevélez, a 2.670 m de altitud.
Retomamos la marcha y unos 500 m más adelante, a 2.700 m de altitud (máxima cota de la jornada), tomamos la desviación al refugio Poqueira.
3,5 km de pista y algo más de 200 m de desnivel negativo (que habrá que recuperar mañana) nos separan de las confortables y animadas instalaciones del refugio.
Aún hemos llegado a tiempo de comer (13:50 h) acompañados, nuevamente, de las consabidas cervezas. 
Nos espera una tarde de ducha, sol y relax para poner fin a esta tercera jornada de Alpujarra, montaña y pedales, en la que hemos rodado por 12 km iniciales de asfalto, entre Juviles y Trevélez, a los que les han seguido una serie de pistas forestales, en continuo sube-baja, y una dura subida de 1.000 m de desnivel, para dejarnos caer finalmente al refugio Poqueira.

-Datos prácticos (3ª Etapa):
-Distancia: 48,5 km.
-Desnivel positivo acumulado: 1.850 m                Cota máxima: 2.700 m.
-Tiempo en movimiento: 4:40 h.
-Ciclabilidad: 99,9 %. Pistas forestales y carretera. Tramo puntual de barranco no ciclable.
-Refugio Poqueira: Web de información y reservas. Teléfono: 958 343 349. Comida y desayuno bueno y abundante.


Etapa 4.- Refugio Poqueira-Veleta-Güejar Sierra (53,5 km. 1.150 m D+)

De nuevo a las 8:10 h estamos pedaleado, recuperando los kilómetros y el desnivel perdido el día de ayer, hasta llegar al collado del Chorrillo. Hoy nos espera un precioso tramo, de esos en los que hay que olvidarse de las prisas, pedalear tranquilo y recrearse contemplando el paisaje y haciendo fotografías.
Avanzamos por la pista que atraviesa el corazón del Parque Nacional, ascendiendo en altura y llegando a superar los 3.000 metros, rodeados de las más altas montañas de la península. 
Pasamos por la falda o vertiente oeste del Mulhacén, a escasos cientos de metros de su cima.
Un poco más tarde hacemos un alto junto a la laguna de La Caldera (3.030 m).
Seguimos pedaleando por este reino mineral, peculiar desierto pétreo, esculpido por el devenir de las glaciaciones y la erosión.
Un paisaje único de alta montaña en el que afiladas crestas, lagunas glaciares y rocas desnudas, rotas y fragmentadas nos envuelven. Al fondo, siempre visibles, la cimas de Los Machos y el Veleta, hacia las que nos dirigimos. 
Pasamos junto a la laguna y los crestones de Río Seco. Una delicia y un placer poder pedalear, después de tantos años, por estos rincones que tan gratos recuerdos traen a nuestra memoria de nuestras primeras incursiones invernales a Sierra Nevada y al antiguo refugio de Río Seco.
Vamos dejando atrás el Mulhacén y continuamos avanzando por esta espectacular y privilegiada pista de alta montaña que esperemos pueda seguir recorriéndose en bicicleta durante muchos años.
Unas últimas curvas y rampas nos separan del collado y el refugio de la Carihuela (3.200 m), en donde paramos a tomar algo, recuperar fuerzas y disfrutar de las magníficas vistas.
Dejamos atrás este excepcional tramo y pasamos ya a la vertiente civilizada de la sierra, salpicada de carreteras, edificaciones, instalaciones, pistas y remontes de esquí. Poco después nos desviamos, a nuestra derecha, por una carretera, en mal estado, que después de 2,2 km y unos 200 m de desnivel nos conduce, con menos esfuerzos de lo esperado, a la cumbre del pico Veleta (3.394 m), el punto más alto de Europa al que se puede acceder (autorizado) en bicicleta de montaña.
Momentos de fotos, relax y contemplación, después de tantos esfuerzos y más de 6.000 m de desnivel superados, a los que nos vemos obligados a poner fin.
Comenzamos el descenso.
Dejamos atrás el Veleta, el Mulhacén, la Alcazaba y el resto de tresmiles de Sierra Nevada y decimos hasta pronto a nuestra Alta Montaña del Sur.
Un largo, rápido y trepidante descenso de más de 30 km y 2.400 m de desnivel negativo nos espera.
Abandonamos las alturas, vuelve de nuevo la vegetación y cruzamos el río Genil, junto al que posteriormente pedaleamos por el trazado del antiguo tren de la Estrella. 
Llegamos al restaurante Maitena, cruzamos el arroyo y solo nos restan superar unos 150 m de desnivel para regresar de nuevo a Güejar Sierra, dando así punto final a nuestra particular Alta Transnevada.

-Datos prácticos (4ª Etapa):
-Distancia: 53,5 km.
-Desnivel positivo acumulado: 1.150 m                Cota máxima: 3.394 m.
-Tiempo en movimiento: 3:50 h.
-Ciclabilidad: 99,9-100 %. Carriles abandonados del Parque Nacional y carreteras.

-Track (recorrido completo): Aquí.

En resumen, una ruta cinco estrellas, muy recomendable, con fuertes y duras subidas y largas y trepidantes bajadas en un recorrido de fuertes contrastes, en el que destacan las inigualables vistas de las caras norte del Mulhacén y La Alcazaba desde el collado y la cuerda del Alguacil, los tramos del sendero Sulayr hasta el refugio Postero Alto, los frondosos bosques de coníferas de la vertiente del Marquesado, la aridez, los pueblos blancos y la amabilidad de las gentes de La Alpujarra y, muy especialmente, las rocas desnudas, el desierto pétreo, las lagunas glaciares y el paisaje único de Alta Montaña del corazón de Sierra Nevada que, pese a haber tenido ocasión de recorrerlo en otras ocasiones a pie, se degusta y paladea con un sabor especial en bicicleta. Una excelente ruta-combinación de bicicleta y alta montaña, única e imprescindible de la geografía española.