domingo, 30 de diciembre de 2012

SENDAS PORTMAN-CALBLANQUE

El pasado sábado nos reunimos ocho liebres, huyendo de las ya bajas temperaturas invernales del interior, para finalizar el año pedaleando por el parque natural de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila, eligiendo como punto de inicio y fin de ruta la población de Portman.
Después de un largo (y nocturno) viaje comenzamos a pedalear a las 9:05 h por un corto tramo de carretera (N-345), para desviarnos posteriormente siguiendo la calzada romana de Portman.
Llegamos nuevamente a la carretera y escasos metros después tomamos el camino de ascenso al Monte de las Cenizas, enlazando, antes de llegar a las instalaciones militares, con unos rápidos y divertidos senderos de descenso en un entorno de frondosa vegetación.
Posteriormente cruzamos varias calles de la urbanización de la Manga Club y nos vemos obligados a salir de la misma por una puerta/trampa para ciclistas.
Continuamos pedaleando por unos agradables caminos, a los que les sigue un sendero que nos conduce hasta un collado, desde el que podemos contemplar impresionantes vistas del litoral de Calblanque y sus vírgenes playas que dejan a la manada de liebres de interior completamente extasiadas, al tiempo que impacientes y expectantes acerca de las pedaladas y sensaciones que nos aguardan.
Después de superar este mazazo de sensaciones, comenzamos el descenso por un sendero bastante técnico, con intermitentes tramos no ciclables, que nos acerca hasta una de las playas.
Seguimos el GR-92, paralelo a la costa, maravillados con estos paisajes, saboreando cada pedalada y disfrutando del olor a mar. 
Senderos, pistas, playas y acantilados costeros se suceden.
Alcanzamos una zona más abrupta y escarpada, en la que el sendero, protegido por un pasamanos,  serpentea por el acantilado junto al mar.
Algunas liebres ciclamos este tramo en su totalidad y otras optan, por prudencia, por portear las bicicletas en un tramo que, de esta forma, no reviste peligro ni apenas dificultad.
Continuamos por agradables y fáciles senderos junto a acantilados costeros 
Un último, corto y técnico tramo de descenso nos conduce hasta Cala Reona (11:30 h), en donde aprovechamos para comer algo y reponer fuerzas. ¡Parece mentira lo que han dado de si, en variedad de firmes, paisajes y sensaciones, los algo menos de 20 km que llevamos recorridos!. 
Iniciamos el regreso por el interior, en un entretenido y agradable recorrido, en el que se suceden caminos rotos, senderos y pistas amenizadas con amplias vistas del Mar Menor y La Manga.
Pasamos nuevamente por la puerta/trampa y calles de la urbanización La Manga Club y pedaleamos otro tramo común de senda, hasta que nos desviamos por un nuevo sendero, en moderado ascenso, que nos conduce al camino del Monte de Las Cenizas. Afrontamos estos 2,5 km de suave subida, transitados por numerosos senderistas, y llegamos a las instalaciones militares de la cumbre (13:25 h), no sin antes concluir, por unanimidad, que para que la liebre Manu consiga quemar las raciones de calamares del verano no le basta con una única subida.
Hacemos las liebres y fantaseamos un rato con uno de los cañones militares entre nuestras piernas y nos encaminamos al último sendero de descenso de la jornada (sendero Repuestos).
Técnico sendero de descenso entre densa vegetación que, excepto a la liebre Fran, al resto nos queda por encima de nuestras posibilidades técnicas, viéndonos obligados a descender a pie más de un tramo.
Llegamos a la carretera de acceso al faro y continuamos hacia la bahía de Portman donde una valla nos impide el paso.
A la vista de la hora, y después de algunos intentos fallidos, descartamos cruzar la bahía de Portman, llegando a los coches a las 14:15 h, después de haber disfrutado de un entretenido y divertido recorrido, esta vez más que nunca de turismo bttero, en un paisaje y entorno espectacular. Ahora ya, fuera de track (como apunta Fran), solo nos queda comernos un excelente caldero en casa Cegarra para rematar este año de rutas y pedaladas en muy buena compañía, esperando que el próximo año nos depare, al menos, lo que hemos vivido en este año que acaba; y es que, como dice el titulo de aquel poema, solo Somos el Tiempo que nos Queda

Para el próximo año, y a la vista de la buena acogida y bálsamo invernal y paisajístico que suponen estas rutas costeras para las liebres de interior, el departamento I+D toma nota para investigar posibles recorridos en la zona de El Portús-Cabo Tiñoso-La Azohía, no sin antes aprovechar para advertir de las exigentes, excepcionales e imprescindibles rutas que nos esperan en Sierra Espuña y Alcalá del Júcar en los próximos meses. ¡Salud, Força y Pedaladas para el 2013!

Track:
Datos Prácticos:
Distancia: 42,2 km 
Desnivel acumulado: 1.170 m 
Tiempo en movimiento: 03:50 h.                                     Velocidad media (mov): 11,3 Km/h 
Dificultad física (Media) y Técnica (Media-Alta). 
IBP: 96
Observaciones: Tramos puntuales a pie. Ciclabilidad: 98-99 %.
Ruta muy recomendable. Senderos técnicos en el descenso a Calblanque, acantilados costeros próximos a Cala Reona y bajada de Repuestos (batería Cenizas). 
Información Bahía de Portman:

jueves, 27 de diciembre de 2012

VUELTA Y ASCENSIÓN AL CABEÇO D´OR (BTT)

El año pasado tuve la oportunidad de ascender a la cumbre del Cabeço d´Or, a pie, en una excursión que resultó ser gratamente satisfactoria. En esta ocasión, se trataba de hacer un recorrido en bicicleta, extraído de MisRutas.net de Jordi. C, que alcanza la cumbre del Cabeço (prácticamente montado sobre la bicicleta) y desciende por los senderos transitados por los senderistas (PRV-2), ya conocidos de la anterior excursión. Para ello, y ante la incertidumbre de posibles cadenas o vallas en los caminos y mayor o menor abundancia de tramos a pie, nada mejor para la ocasión que un grupo reducido de liebres (Mateo y yo).
Salimos del parking (510 m.s.n.m.) próximo a las Cuevas de Canalobre a la 8:40 h  y comenzamos a pedalear, en dirección norte, bajo los farallones rocosos de la vertiente oeste del Cabeço que inevitablemente nos traen a la memoria  pasadas jornadas de escalada en algunas de sus rutas.
Pedaleamos inicialmente por unos caminos, a los que le sigue un tramo de sendero en el que comienzo a notar lo que parecen ser las secuelas de la reciente ruta en Beneixama o los excesos gastronómicos de nochebuena y navidad. Tramos comunes con uno de los proyectos de esta próxima primavera, Pedals d´ Alacant, del mismo autor.
Retomamos otras pistas y llegamos a un collado (Coll del Gañà), saltamos una cadena y continuamos ascendiendo, ya por la vertiente este, por diversos caminos que nos ofrecen amplias vistas de la costa y de las montañas próximas (Aitana, Puig Campana, Ponoig,...).
Saltamos (o más bien bordeamos) una valla y seguimos el ascenso (finca privada), para posteriormente desviarnos por unas fuertes rampas hasta alcanzar la Penya de l´Home, junto a una caseta de vigilancia de incendios y una torre de comunicaciones (1.138 m), en donde disfrutamos anticipadamente de las vistas de la cumbre.
Descendemos parte del camino y retomamos el ascenso por pistas, hasta alcanzar un collado, y desviarnos por un camino roto, en mal estado, que finalmente se convierte en sendero, y que nos permite, a excepción de los metros finales, alcanzar la cumbre del Cabeço d´Or montados en nuestras bicicletas (1.209 m.s.n.m), después de unas dos horas de duro ascenso. 
Aprovechamos para comer algo, reponer fuerzas, hacer unas fotografías y relajarnos con las variadas y sorprendentes vistas que se disfrutan desde la cumbre de esta montaña.
Iniciamos el descenso, ante la sorpresa y advertencias de algunos senderistas, por un tramo inicial (aproximadamente 1,0 km) con numerosos escalones rocosos y canchales que, por prudencia y nivel técnico, evitamos ciclar en su mayor parte y que incluye, hacia la mitad del mismo, un corto tramo de bici-escalada para descender el denominado "escalón Hillary" .
Poco antes de llegar a un collado y a las ruinas de la casa del Polset el sendero mejora notablemente y nos ofrece, salvo algún giro o escalón rocoso puntual, un largo (3,5 km), divertido y rápido descenso amenizado con fantásticas vistas de la costa y bahía de Alicante.
Un corto tramo de camino hasta enlazar con otro sendero y alcanzar un collado, ya en la vertiente sur del Cabeço, muy próximo a las Cuevas de Canalobre.
Otros senderos y un corto tramo de track campo/monte a través, con algunos ligeros despistes, nos conducen a la CV-776 a escasos cientos de metros del parking (12:10 h).
En resumen, una singular y original ruta, de auténtico bici-montañismo, que tenía ganas de hacer desde hace un tiempo y que ha quedado tachada de la lista de proyectos pendientes. Muy recomendable.

Track:
http://www.misrutas.net/RutasDe.aspx?id=2835&tipo=13
Datos prácticos:
Distancia: 23,0 km
Desnivel acumulado: 1.150 m                 Altura máxima: 1.203 m
Tiempo en movimiento: 02:55 h             Velocidad media (mov): 8,0 km/h
Dificultad física (Media-Alta) y Técnica (Alta). Ciclabilidad: 95 %. Tramos de porteo y a pie.
Observaciones: En el ascenso a la cumbre del Cabeço (1ª parte del recorrido) hay que saltar dos cadenas y una valla de una finca privada. En el escalón Hillary (hacia el inicio del descenso) resulta útil ser un grupo de dos o más personas.

sábado, 8 de diciembre de 2012

PINOSO-MONÓVAR: SENDAS Y PISTAS

A las 8:00 h seis liebres comenzamos a pedalear desde el polideportivo de Pinoso y después de un ligero despiste, y sin apenas calentamiento previo, acometemos unas duras rampas de ascenso al Cabezo de la Sal que ya han puesto, de muy buena mañana, a cada liebre en su lugar y ha sido una clara advertencia de lo que nos deparaba la jornada. Pasamos junto al vértice geodésico y a continuación disfrutamos de un rápido, divertido y técnico sendero de descenso.
Alcanzamos un camino, ganamos nuevamente altura, esta vez con pendientes más moderadas y llevaderas, y nos desviamos por otro rápido y divertido sendero de descenso. Posteriormente bordeamos el Cabezo, en su vertiente nororiental, por una agradable combinación de pistas y senderos, pasamos por Las Encebras y nos dirigimos hacia las Casas del Señor, no sin antes desviarnos por unos relieves próximos a Xinorlet donde nos sorprenden dos nuevos tramos de sendero.
Tomamos el Cami de Cases del Senyor, cruzamos la carretera CV-834 y junto a las Cases de Victoriano nos desviamos por un pedregoso sendero hasta un collado donde, en un lugar soleado y protegido del viento, tomamos un bocado (Km 24,5).
Unas cuantas anécdotas y batallitas después comenzamos un descenso, con tramos intermitentes de caminos y sendas, que nos conduce hasta un largo sendero que discurre por el lecho del Barranc del Derramador.

Tranquilo, agradable y sencillo sendero que nos permite paladear el entorno y disfrutar cada pedalada. Una vez acabado el sendero optamos, entre otras posibilidades, por hacer nuevamente parte del mismo en sentido contrario, hasta desviarnos por la vereda de la Collada Safareig. 
Continuamos el ascenso por el camino de la Safra, cortado por una valla (Km 33. Camino particular), aunque evitable por un corto sendero marcado y transitado a la derecha de la misma, y antes de llegar a otra valla (junto a la casa de La Safra), tomamos un desvío y un camino en ascenso en el que nuevamente disfrutamos de otros fuertes y continuados repechos hasta llegar a un collado (Km 35,7. Cota 770 m).
Después del collado acometemos uno de los mejores tramos del recorrido, otro largo (2,5 km), rápido y divertido sendero de descenso, de firme y dificultad variada, que discurre por una zona de densa vegetación y nos conduce hasta un camino por el que poco después cruzamos la carretera CV-834.
Continuamos por una pista en suave ascenso, pasamos junto a varias casas, y un poco más adelante nos desviamos por un sendero (marcado como PR) que nos conduce a la cabecera de un  bonito, tranquilo y recóndito valle (barranco de Caseta) del Monte del Coto, solo alterado puntualmente por la escombrera de una cantera. Exigente y técnico sendero de ascenso, con fuertes y pedregosos repechos, en el que gracias a la liebre-pro hemos constatado el elevado (o prácticamente total) porcentaje de ciclabilidad del mismo.
Después de una rotura de cadena y algún que otro tramo de porteo para el resto de mortales (especialmente en sus cotas más altas), alcanzamos un camino que nos conduce, en suave ascenso, hasta un mirador. 
Unas cuantas cuestas y repechos más, prácticamente las últimas del día, por cortafuegos, caminos rotos o pedregosos y cortos senderos, hasta que comenzamos el descenso (Km 45,7) y nos acercamos junto al área recreativa de Tres Fuentes.
Alberto sigue por la carretera y el resto de liebres continuamos por el sendero de la rambla de las Tres Fons o barranco de la Quitranera.
Este sendero, con una longitud total de 4,7 km, discurre inicialmente por un tramo más encajado y accidentado y posteriormente por un lecho más amplio y con abundante grava que nos conduce a la Cañada Real de los Serranos (Km 53). 
 
Dejamos para otra ocasión el postre de la ruta, una nueva subida parcial al Cabezo de la Sal para descender por otro sendero (ya conocido de la anterior ocasión), y solo nos restan cuatro tranquilos kilómetros para llegar nuevamente hasta el Polideportivo (14:00 h), donde Pepe constata como el vaivén de sillín de estos últimos kilómetros se ha debido a la rotura del cuadro de carbono de su TREK (afortunadamente en garantía). Y es que, no es para menos, vaya trote, tute y traca de ruta (y ya van unas cuantas y las que están por llegar) que nos hemos metido y han sufrido nuestras bicicletas.
En fin, otra larga, dura y técnica ruta, producto del departamento I+D del club, que ha superado ampliamente las expectativas de los participantes y que por su cercanía, longitud (23 km) y calidad de senderos y paisajes seguro repetiremos en alguna otra ocasión. Muy recomendable. 

Track:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3693529
Datos GPS:
Distancia: 57,2 Km
Desnivel acumulado: 1.740 m          Altura máxima: 918 m
Tiempo en mov: 05:05 h.
Velocidad Media (mov): 11,7 Km/h
Dificultad física y técnica Alta. Ciclabilidad: 98-100 % (cortos tramos a pie).
Observaciones: El regreso desde Monóvar discurre, en un tramo de su inicio, por un camino privado cerrado con una valla. Ésta se evita fácilmente por un sendero evidente y transitado a la derecha de la misma.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

IX MARCHA MTB LOS CALARES DEL MUNDO (2012)

El recorrido y dureza de la IX Marcha MTB Los Calares del Mundo, prevista para octubre y atrasada por motivos meteorológicos al pasado 2 de diciembre, ha sido, en dos palabras, Brutal y Espectacular, y solo comparable, en dureza, paisajes y senderos, a otras jornadas marathonianas de rutas pirenaicas que hemos tenido ocasión de realizar en estos últimos años, aunque con una diferencia, en estas últimas el esfuerzo se ha repartido durante todo un día y en este caso se ha concentrado en una larga mañana (algunos en unas escasas horas).

Las bajas temperaturas, y la coincidencia de fecha con el mes de reposo del calendario de entrenamiento de numerosos bikers participantes en el circuito de Albacete, se han unido para que en esta fría mañana de diciembre (-5ºC) unos 400 ciclistas se dieran cita, sin las aglomeraciones de otros años, en la salida.
A las 9:00 h, y después de escasos cientos de metros de asfalto, enfilamos el camino de subida hacia el Puerto del Arenal y, poco antes de llegar a éste, nos desviamos por una pista, en descenso, hasta cruzar la carretera, tomar la vereda de Bogarra y seguir por una senda que nos conduce a la pista de Fuente Grande y El Gollizo. Continuamos por esta pista y después de un agradable sendero, entre encinas, próximo al cortijo del Grillo llegamos al camino de Riópar a Vegallera. Otro agradable sendero y salimos a El Lugar Nuevo. 
Empezamos a ascender por un camino (por la finca privada de la Dehesa -P.K 26-) hasta un collado y continuamos a media ladera hasta que, al final del mismo, un sendero de descenso nos conduce hasta Mesones y poco después al cruce de la carretera Riópar-Elche de la Sierra.
Avituallamiento e, inmediatamente a continuación, comenzamos el ascenso al Calar donde empieza, después de un calentamiento previo de 34 km, amenizado con bonitos aunque cortos tramos de senderos, realmente la continuidad, dificultad y espectacularidad del paisaje y de la ruta. Pasamos la fuente de la Guitarra y, una vez llegados a los primeros fuertes repechos del ascenso, ya vamos preguntándonos cual será el último repecho. Algunos gritos de ánimo de espectadores yeclanos y, por fin, alcanzamos un desvío, a la cota 1.410 m, que nos lleva a un espectacular, y a ratos técnico, sendero de descenso por un frondoso bosque con abundantes carrascas y encinas que, sin lugar a dudas, y junto con el sendero posterior a la cañada de los Mojones, es de uno los tramos estrella del recorrido. 
Seguimos por un camino, inicialmente en suave ascenso y posteriormente en descenso, hasta llegar junto al río Mundo y las inmediaciones de la Casa de La Noguera. Aquí (P.K. 46), cual inconscientes liebres y puesto que solo nos quedan 25 km, continuamos el recorrido largo por un húmedo y bucólico sendero junto al río Mundo, en medio de un otoñal y colorido bosque de ribera, no exento de exigentes tramos de ascenso y algunos que otros escalones rocosos en los que, por precaución, porteamos la bicicleta, no vaya a ser que las piernas, que ya han dado un débil aviso anteriormente, empiecen a cortocircuitarse.
Llegamos al parking de Los Chorros y avituallamiento (P.K. 50,5), en el que nos informan, ante nuestras preguntas, que solo faltan un par de subiditas. Ya más animados, continuamos en dirección hacia la carretera de Siles, tomamos un sendero paralelo a la misma y después de algún que otro repecho alcanzamos el Puerto del Arenal. Desde aquí, y ante mi sorpresa, el recorrido se dirige en prolongado y, a estas alturas, durísimo ascenso a la Cañada de Los Mojones, por una pista y un corto tramo de sendero, que al final si que resulta ser tan duro como el que recordaba (en descenso) de anteriores ocasiones.
Como todo se anda y pedalea, el duro esfuerzo se ve recompensado con preciosos y verdes prados en la Cañada de los Mojones y, poco después, por un fantástico y largo sendero, completamente inédito, en otra frondosa umbría repleta de encinas. Espectacular tramo, otra de las joyas del recorrido, que en ocasiones presentaba zonas puntuales muy embarradas.
Llegamos a la pista del barranco de la Huesa y nos dirigimos en suave ascenso/descenso hacia la carretera de Siles. Poco antes de llegar a la misma, único avituallamiento que pasamos de largo, nos desviamos por un sendero, junto a un cortijo, y posteriormente por una pista (Cordel de Andalucía), en donde todavía nos toca echar el resto (aunque no lo parezca siempre queda algo) para superar algunas interminables y, en algún punto, fuertes cuestas, siempre con la esperanza puesta en que aquello que alcanza la vista sea el último collado. 
Alcanzamos nuevamente el Puerto del Arenal, continuamos otro tramo por una pista en moderado y sufrido ascenso y, por fin  (P.K. 66), comenzamos el descenso por un  agradable sendero que nos conduce a una cómoda pista, la misma por la que habíamos comenzado la ruta, que en pocos kilómetros nos acerca hasta Riópar.

Al final, como esperábamos,  hemos quedado totalmente exhaustos, aunque al mismo tiempo completamente satisfechos y expectantes para la próxima edición en la que esperemos, como ya viene siendo habitual, que sean capaces de superar en belleza y exigencia el recorrido anterior y que incluya, para disfrute de todos los asistentes, las espectaculares vistas y el peculiar paisaje kárstico o pétreo del Calar.
Felicitaciones a la organización, como siempre inmejorable, y a las decenas (o cientos) de personas que han estado pendientes, en todo momento y durante largas horas, de los ciclistas participantes, bien en la salida o en la meta, como en los numerosos cruces y avituallamientos de la ruta. Añadir además, una vez conocido el recorrido, y pese a que ya lo tuvimos claro en su momento, que coincidimos plenamente en que suspender la Marcha en octubre fue todo un acierto, ya que su realización hubiese supuesto, amén de problemas de seguridad, un verdadero caos.
No acabar sin antes señalar el lamentable espectáculo, responsabilidad de unos pocos (o no tan pocos), que deja la multitud de envases y envoltorios de geles, barritas, etc. dispersos por el recorrido y que no contribuye, en modo alguno, a trasladar una imagen de colectivo comprometido con el medio ambiente a la sociedad y a las instituciones, tan necesario para actuales o futuras regulaciones de nuestro deporte. No se me ocurre como podría la organización intentar minimizar este problema, pero en este tipo de pruebas, en estos paisajes protegidos, este tipo de comportamiento debería penalizarse con descalificaciones y exclusiones para futuras ediciones. 

Track (de un usuario de wikiloc):
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3683318
(Nota: En el km 26, debido al paso del recorrido por una finca privada, continuar por la pista asfaltada, salir a la carretera en dirección Elche de la Sierra y en el cruce de Mesones volver a retomar el track).
Datos prácticos:
Distancia: 71,7 km
Desnivel acumulado: 2.260 m
Altura máxima: 1.410 m.
Tiempo en movimiento: 5:30-6:00 h. (nivel físico/técnico Medio-Alto).
Difícultad física (Muy Alta) y Técnica (Media-Alta).
IBP: 178.

lunes, 3 de diciembre de 2012

FONT ROJA Y MENETJADOR (SENDERISMO)

El pasado sábado, en un tardío y fresco día otoñal, nos desplazamos al Parque Natural del Carrascal de la Font Roja, para hacer una de las excursiones clásicas del parque. 
El acceso se efectúa desde Alcoy, por la CV-797, hasta llegar al Santuario de la Font Roja o bien desde Banyeres de Mariola, en dirección Alcoy y posterior desvío hacia la Font Roja, alcanzando la CV-797 escasos kilómetros antes del santuario.
Comenzamos a caminar, desde el parking del santuario, por la pista que discurre por el interior del parque, pasa junto a Cova Gelada y Mirador de Pilatos, y va ganando altura en suave y cómodo ascenso.
Hacemos una parada y reponemos fuerzas en Mas de Tetuán, en cuyas inmediaciones podemos observar un Tejo Milenario. 
Nos desviamos por una pista ascendente en dirección Menetjador (señalizado) y pasamos junto a cava Coloma, otro de los neveros de grandes dimensiones de la comarca.
Continuamos por la pista, llegamos a un depósito de agua y remontamos el desnivel restante hasta alcanzar una caseta de vigilancia de incendios, desde donde un sendero nos conduce a la cumbre del Menetjador (1.354 m).
Desde aquí, envueltos en una temperatura y entorno invernal, podemos contemplar el valle de Alcoy, el Montcabrer, la sierra de Mariola, Aitana, el Maigmó, el Cabeço d' Or, etc.
Descendemos al depósito de agua y nos desviamos por una pista a nuestra derecha (este). Pronto encontramos un desvío, a nuestra izquierda, por un sendero que desciende por un frondoso bosque hasta el Pla de la Mina.
Entretenido sendero que nos permite contemplar y disfrutar de parte del colorido otoñal que todavía reviste estas laderas.
El sendero termina en la pista del inicio, por la que volvemos nuevamente al santuario de la Font Roja.

En resumen, una tranquila y sencilla excursión, ideal para efectuar en familia, que permite conocer una parte del Parque Natural del Carrascal de la Font Roja, con sus densas laderas cubiertas de encinas y algunos ejemplares de bosque caducifolio (quejigos, arces, fresnos), muy escasos o inexistentes en el resto de sierras de la región. 
Track (distintas variantes en wikiloc):
Datos prácticos:
Distancia: 8,0 km
Desnivel acumulado: 450 m.
Altura máxima: 1.354 m.
Tiempo en movimiento (ida/vuelta): 02:15 h
Dificultad: Media-Baja.